Justo después de la entrada que hicimos el otro día “Don’t be (too) evil“, y criticábamos la forma de actuar en algunos aspectos de Google (criticábamos desde un punto de vista de usuario, claro está), resulta que volvió a dar que hablar con el tema de la API de google Maps…

Google es una pedazo de empresa, ¿quién lo duda?

El caso, es que la palabra clave es empresa, que según la wikipedia:

Una empresa es una organización o institución dedicada a actividades o persecución de fines económicos o comerciales. Se ha notado que, en la práctica, se puede encontrar una variedad de definiciones del término. Eso parece deberse, por lo menos en parte, a que a pesar de su aparente simplicidad, el concepto es complejo. Así, se puede considerar que esas diferencias enfatizan diversos aspectos.

Por tanto, tienen todo el derecho del mundo a pedir dinero por sus servicios, lo que molesta a la gente, o al menos a mi, es cómo lo están haciendo, que ojo… también es lícito.

Google ha logrado (y lo sigue haciendo) ofrecer unos servicios que otros no pueden, con una calidad y facilidad de uso extrema, por poner un ejemplo, yo hace años que no utilizo software para edición de textos, u hojas de cálculo, siempre (o casi) utilizo Google Docs, supongo que su servicio de email lo conoces (GMail), porque es de los mejores que he visto (cliente web), y así, uno a uno todos sus servicios, o al menos gran parte de ellos, son además de fantásticos… gratis.

Qué decir del SEO y su adsense/adwords, si alguien ha enseñado a los desarrolladores web o generadores de contenidos web cómo escribir, dónde hacerlo, etc… ha sido google y su SEO, lo que llegas a plantearte es… ¿gratis?.

Fijaos lo que han logrado tener, porque como comprenderéis los servicios que ofrecen gratis están genial, nadie lo discute, pero los contenidos de internet no son suyos, son nuestros, eso sí, ¿cómo escribimos? ¿para quién posicionamos? ¿con qué medimos? La respuesta siempre, o casi siempre, es… Google.

¿Qué tenemos que hacer?

Bueno, esa pregunta no tiene respuesta, es decir, cada uno tendrá su respuesta… yo comprendo lo que hacen, nos educan a utilizar sus productos y a hacer internet como a ellos les conviene que se haga… y claro está, terminan lucrándose, ya sea haciendo algunos servicios de pago, o con su adsense/adwords. Claro está, todo esto lícitamente. ¿Pero? ¿Acaso no nos lucramos nosotros a nuestra manera con sus servicios y su forma de hacer internet? Quizá haga falta alguien realmente así… como ellos, o quizá hagan falta más así, añadiría yo… Porque encierra cierto peligro que gobiernen en solitario.

Ya… está Amazon, está facebook (ouch!), está microsoft (argh!), pero ellos tienen sus nichos algo alejados de los de google (aunque en muchos de ellos compitan), de momento…

En definitiva… está bien que utilicemos las cosas, que “trabajemos para otros” porque en el fondo tampoco nos importa hacerlo y porque lo que nos reporta es suficiente… pero aún así, también conviene entender el porqué, y saber que no es oro todo lo que reluce, únicamente nos beneficiamos mutuamente, nadie regala nada aquí 😉

Comparte… ¡o no!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *