Mallorca, we are back

Pues sí,finalmente han concedido el concurso de traslados a Patry, y ya estamos en Mallorca. Han sido 5 años intensos en Ibiza, “raros”, aunque debo reconocer que los últimos, con la peque, han sido maravillosos.

Después de una intensa mudanza, los problemas típicos con internet, con los muebles, etcétera, parece que estamos ya bastante estables. A falta de terminar mi despacho completamente, pero ya con lo mínimo para trabajar.

Lloseta es un pueblo curioso, aún tenemos que hacernos a él, como a la casa, pero por los días que llevamos por aquí, creo que no será difícil. A pesar de que el cambio es radical, porque los dos últimos años en Santa Eulalia fueron magníficos, y dejamos atrás muchas cosas que difícilmente podremos tener aquí. Pero es lo de siempre, no se puede tener todo… y bien mirado, ya hacía falta volver.

Bueno, me esperan unas semanas de ver a toda la gente que llevaba tanto sin ver, de reanudar contactos, y de ponerme al día en cuanto al trabajo, porque todos estos días con la mudanza han sido caóticos.

Comparte… ¡o no!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *